Ladridos de perros: Significados y comunicación canina

Ladridos de perros una forma natural de comunicarse – Aprende su significado

Antes de molestarte reconoce lo que tu perro siente y quiere decir con sus ladridos

Imagen
Ladridos de perros. Imagen

¿Porqué los perros ladran y como calmar los ladridos excesivos?

Los perros siempre serán perros, y casi todos los perros ladran, gimen y aúllan a veces es algo natural. Los Perros ladran para comunicarse con los seres humanos y para expresarse, así como nosotros también lo hacemos con otros seres humanos. A veces queremos que nuestros perros ladren para alertarnos sobre el peligro potencial o nos protejan de males cercanos. Sin embargo, un ladrido excesivo puede ser considerado un problema de comportamiento. ¿Cuál es la solución? Bueno, tu perro necesita entender cuando ladrar y cuando callar, y el trabajo de nosotros es enseñarles cuando hacerlo. Debes Empezar a trabajar en el problema del ladrido en los perros tan pronto como puedas. Cuanto más esperes, será más difícil de controlar este comportamiento. Es una buena idea para enseñarle a tu perro los comandos «habla / Calla». Esto puede ser fácil decirlo. Sin embargo, con dedicación y consistencia, puedes enseñarle a tu perro a ladrar en comando cuando sea necesario y cuando debe estar tranquilo.

¿Porqué los perros ladran?

Es importante entender a la hora de adoptar un perro en casa que ellos ladran por varias razones. Ellos no ladran para molestarte a ti o a tu vecino, ni ladran por despecho o venganza. Algunas razas de perros ladran más que otras,  algunos tipos de perros en realidad fueron criados para ser pregoneros. Por otra parte, el Basenji no ladra en lo absoluto por ejemplo (aunque la raza puede vocalizar de otras maneras). Si escuchas con atención, eventualmente aprenderás el significado de los diferentes ladridos de tu perro. Entender la razón de por qué tu perro ladra es el primer paso para controlar el comportamiento. En general, los perros ladrarán comúnmente por las siguientes razones:

Advertencia o alerta: Es natural que un perro ladre cuando algún extraño esta cerca a tu casa, a tu carro o la puerta. Muchos ladrarán si perciben algún tipo de amenaza, proclamando «aquí estoy protegiendo este lugar, así que no te metas conmigo.» El sonido de este ladrido es generalmente fuerte y autoritario. Perfeccionar este instinto con entrenamiento puede ayudar a proteger tu hogar y familia.


Ansiedad: Los Ladridos ansiosos a menudo suelen ser un acto para calmarse en muchos perros. Suele ser agudo y a veces acompañado por quejidos. Este tipo de ladrido es común para los perros con ansiedad por separación.

Lúdico o emocional: Este tipo de ladrido es especialmente común en los perros jóvenes y cachorros. Muchos perros ladran mientras juegan con personas u otros perros. Incluso el sonido del ladrido tiende a sonar optimista y posiblemente musical. Algunos perros ladrarán con entusiasmo cuando saben que van a dar un paseo a pie o en carro.

Atención: Cuando escuchas este ladrido, generalmente sabrás lo que es. Éste sonido representa algo como: «¡ Oye! ¡ Oye! ¡ Mira! Aquí estoy!». Otros perros pueden quejarse y ladrar para llamar la atención, casi como el tono de un niño llorón.

Aburrimiento: El ladrido de un perro aburrido suena como un perro que ladra sólo para oír su propia voz. Aunque tiende a ser molesto, es también algo triste. Los perros aburridos ladran a menudo para liberar el exceso de energía y a veces también ladran por soledad. Generalmente necesitan una actividad e incluso a un compañero.

Respondiendo a otros perros: éste es probablemente un escenario familiar, un perro va por la calle y empieza a ladrar, y uno por uno se une al punto de ser un solo bloque de ladrido. Es como una interpretación cacofónica.

Prevenir y detener ladridos excesivos

Una vez que se determina la causa por la cual tu perro tiene un ladrido excesivo, puedes comenzar a controlar el comportamiento. La mejor manera para evitar ladridos excesivos en primer lugar es tratar de eliminar cualquier fuente potencial del comportamiento. También debe estar seguro de no propiciar inadvertidamente los ladridos. Finalmente, tener la mejor actitud para mejorar este comportamiento.

Perro aullando. Imagen
Aullidos de perro. Imagen

Asegúrate de que tu perro haga mucho ejercicio ya que así te asegurarás de que no tenga energía para quemar por medio de los ladridos.

Evita dejar a tu perro solo durante largos periodos de tiempo si es posible.
Nunca premie a su perro con la comodidad, caricias, abrazos o su alimento favorito cuando ladra para llamar la atención o de ansiedad ya que esto podría resultar enriquecedor para este tipo de comportamiento, fomentandolo con ello.

Para nada ayuda gritarle a su perro para que deje de ladrar. En realidad esta acción puede causar que ladre aún más.Evita castigos como collares de choque, pues no sólo son dolorosos y crueles, muchos perros aprenden a usarlos y se acostumbrarán a ellos.

Trata de llamar la atención de tu perro con un aplauso o silbido.

Una vez que está tranquilo, desvía su atención a algo productivo y gratificante como un juguete o trate después de conseguir la atención del perro, practicar comandos básicos, como sentarse y abajo para cambiar su enfoque.
No dejes que tu perro ladre constantemente por fuera de casa, sin importar la razón. Apenas puedas, dedica tiempo para entrenar a tu perro con el fin de que deje de ladrar y así evitarás ganar enemigos o quizás reportes a la policía local.

Entrena a tu perro para que puedas hablar y el este tranquilo. Consulta a tu veterinario de confianza o entrenador si continúas enfrentando problemas de ladrido a pesar de tus esfuerzos.

Evita los ladridos sin una cirugía innecesaria.

«Desembarque», o cordectomía, son procedimientos quirúrgicos electivos que implican el retiro parcial de las cuerdas vocales de un perro. Una cirugía descortezadora que no le quita la habilidad al perro de ladrar, sólo lo hace sonar más silencioso (considerado molesto por algunos). En opinión de este amante de los perros, la cirugía descortezada es innecesario e injusta para el perro. La cirugía y la anestesia implican siempre un riesgo alto, por lo cual se debe evitar cualquier procedimiento que es puramente por conveniencia humana y que médicamente no beneficia al perro. Además, los ladridos excesivos indican un problema subyacente que es generalmente de comportamiento. La cirugía evita el sonido de el ladrido pero continuaran los problemas que generan esto como la ansiedad, el temor y es un problema que permanecerá sin solución alguna. En lugar de descortezar a tu perro, gasta tu tiempo y dinero en un entrenamiento profesional que te ayudara a mejorar notablemente este comportamiento.

Cuando no es tu perro el que ladra.

El sonido del ladrido de los perros en el barrio puede pasar rápidamente de molestia a pesadilla especialmente cuando estás tratando de trabajar o de dormir. Si estás incómodo con eso, trata amablemente de acercarte a tu vecino para discutir el asunto. Puedes probar suavemente sugiriendo un adiestrador de perros. Mucha gente prefiere contactar la asociación de vecinos para actuar como un intermediario.


Deja un comentario