Porque los perros son celosos

¿Los perros son celosos?

Los celos en los perros y el instinto de protección familiar

Los celos en los perros y la protección

Muchos dicen que los perros son celosos, y no se dan cuenta de que esta sensación de «protección», se origina cuando el perro evita la interacción con otros seres humanos si otros perros estan cerca. El tema de los celos en el universo de los perros es polémico, dicen que los celos en los perros son beneficiosos, porque asegura que el trabajo del perro es más eficiente, pero al mismo tiempo es necesario un entrenamiento específico para este «sentimiento» de posesión nunca llegue a ser peligroso entre los propios miembros de la familia. ¿Comprendes?

Algunas investigaciones científicas indican que los perros se ponen celosos, cuando se sienten incómodos y vinculan ese sentimiento al ser totalmente instintivo y reactivo. Los celos entre los perros no pueden pasar la humanización de la dominación. Los caninos no actúan por la emoción, pero si por instinto accionado por la energía alrededor de ellos. Es decir, en realidad, lo que es interpretado por celos, es que el perro lo que desea es tomar la delantera de la manada.

Cada vez que tu perro se da cuenta de que no estás en control de la situación, asumirá el papel de líder de la manada, y es precisamente en este punto que acecha el peligro. Todo comienza cuando no puedes darle afecto a otro perro sin interferir, hay casos donde los propietarios simplemente no pueden recibir visitas porque el perro ladra todo el tiempo, haciendo imposible cualquier conversación.


Otros dueños son incapaces de responder a una llamada telefónica porque el perro insiste en ladrar hasta que el teléfono está desconectado, y hay casos peores donde los dueños de perros no pueden dormir. Como el caso de los perros que no dejan sentarse al humano en el sofa de la casa.

Estos son claros ejemplos de que está a la cabeza, dictando las reglas de las situaciones. El ortalecimiento de este estado de dominación es extremadamente perjudicial para el perro – y para los seres humanos también.

Los perros en este estado de ánimo no aceptan corrección, destruyen objetos, emiten ladridos incesantemente, le es imposible al propietario vivir con otras personas, muestran sus dientes y lo peor de todo: atacan!

Y esto no es el estado natural del perro equilibrado. Los perros son fieles seguidores y viven en manadas, son gregarios, vivir sin interacción no es natural para los caninos, mucho menos sin contacto con otros animales o seres humanos para ellos está fuera de lo común.

El líder de la manada es el que establece que es agradable al grupo, si las cosas están en orden, define que entra. Recuerda, el liderazgo se gana a través de una clara rutina de ejercicio, disciplina, reglas, límites y afecto.

Quiero animarte a ser un líder calmado y asertivo y cambiar de postura, porque tu amigo peludo cambia únicamente cuando cambiamos primero. La buena noticia es que los perros se adaptan rápidamente, y siempre estarán a nuestro favor. Si quieres y estás dispuesto, serás capaz de cambiar cualquier comportamiento.


Deja un comentario