La resonancia magnética en los perros: Todo lo que necesitas saber sobre este procedimiento

Que es la resonancia magnética en perros

La resonancia magnética en los perros: ¿Qué es y para que se realiza?

Popular en la medicina humana, la resonancia magnética en perros está ganando cada vez más espacio, ayudando a los profesionales a diagnosticar una serie de patologías de forma concreta y segura. Aunque no es un examen usual en la medicina veterinaria desde hace mucho tiempo, la resonancia veterinaria está ayudando a muchos médicos del segmento al descubrimiento de problemas neurológicos de diversas naturalezas en perros; contando también con un gran número de ventajas sobre otros tipos de pruebas de diagnóstico en el mundo de los animales.

La resonancia magnética en perros es capaz de señalar complicaciones en diversas regiones, especialmente en el sistema nervioso central y periférico, tales como la columna vertebral incluyendo la médula espinal, sus ramificaciones, los nervios, las meninges y los discos intervertebrales – permitiendo que el tratamiento se inicie de inmediato; Ayudando así a lograr resultados óptimos.

Utilizada en una menor escala, pero, ofreciendo una evaluación completa, la resonancia magnética para perros también es recomendada para evaluar las articulaciones del cuerpo de los animales domésticos; especialmente las rodillas y los hombros – identificando claramente las lesiones de ligamentos, tendones, y meniscos (estructuras que no son bien evaluados en cualquier otra imagen).

Imágen de resonancia magnética de columna perro

Permitiendo una visualización clara, de alta calidad, resolución y contraste, la RM practicada en la medicina veterinaria es un método de diagnóstico que tiene gran ventaja al no ser invasiva para los animales, y al no utilizar radiación ionizante para promover la visibilidad de áreas específicas – a diferencia de otras formas de uso común en los diagnósticos veterinarios, como la tomografía computarizada y las radiografías más tradicionales, también utilizadas en la medicina humana.

Capaz de determinar la ubicación y sugerir malignidad de varios tumores en el cuerpo del animal, la resonancia veterinaria también puede mostrar con claridad la existencia de focos hemorrágicos; indicando, incluso su duración.

Cómo es la preparación del perro para la resonancia magnética

para el examen, el animal será sometido a anestesia general. Por lo tanto, se requieren algunas pruebas pre-anestésicas: hemograma, urea sérica, creatinina, ALT y ALP, electrocardiograma y una radiografía de tórax. Por otra parte, se requiere que el perro esté en ayuno de 12 horas de sólidos y 3 horas de líquidos.

Limitaciones / contraindicaciones:

Como las imágenes se basan en las propiedades magnéticas, cualquier artefacto de metal pueden interferir con su calidad.
Animales de pequeño porte con indicación de resonancia con microchip o animales con implantes metálicos (placas, clavo intramedular) pueden hacer el examen, pero deben ser previamente evaluados.
Dependiendo de la región a estudiar, el tamaño del animal puede llegar a ser una limitación. Las articulaciones de los debajo de 20 kg son estructuras muy pequeñas y algunas lesiones pueden no ser diagnosticados. Por esta razón, sólo los animales de más peso pueden agendar exámenes de articulación. Para las otras regiones, se aceptan animales de todos los tamaños.

 

Artículos relacionados

1 Comment

  1. Hola buenas noches estoy tratando a mi perrito en la facultad de.veterinaria el neurologo me pidio una resonancia magnetica de cerebro y encefalo ,queria saber el precio y el lugar donde la hacen ,muchas gracias,espero respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *