¿Cómo cuidar un cachorro?

Buen cuidado y mente positiva – 7 consejos importantes para el buen desarrollo de un cachorro

Aspectos importantes para el óptimo desarrollo mental y físico de tu cachorro

Cuidados importantes en los cachorros

Los cachorros caninos son sin duda algunas de los seres más adorables del planeta. La buena crianza de un cachorro puede ser comparada con la de un hijo, sin embargo, es algo por lo cual no debes asustarte. Aquí tienes una guía para ayudar a cuidar la nueva adición de la familia.

Cuando llegue el momento para finalmente traer a tu nuevo cachorro a casa por primera vez, usted puede contar con tres grandes cosas para brindarle de amplia forma: alegría desenfrenada, limpieza de suciedades de tu cachorro y un adecuado estilo de vida para él. Como usted pronto aprenderá, un cachorro creciente necesita mucho más que un plato de comida y una casita para progresar sanamente. Y si bien, ésta tarea puede traer consigo una gran cantidad de trabajo al iniciar, debes saber que vale la pena el esfuerzo. Establecer hábitos de sueño buenos y saludables en las primeras semanas sentará las bases para muchos perros al pasar de sus años de vida, y traerán en consecuencia mucha felicidad para ti y para tu cachorro.

1. Encuentre un buen veterinario

La visita directa al veterinario es el primer lugar al que tú y tu nuevo cachorro deben ir juntos inicialmente para un chequeo inicial. Esta visita no sólo ayudará a asegurar que tu cachorro se encuentre sano y libre de problemas de salud serios, defectos de nacimiento, etc., sino que también le ayudará a dar los primeros pasos hacia una rutina de salud preventiva. Si usted no tiene ya un veterinario de confianza conocido, pida recomendaciones a sus amigos. Si adoptaste tu perro de un refugio, solicita a los encargados sus consejos de como y donde localizar buenos veterinarios. Para dar con un buen profesional en la salud canina también puedes contar con el consejo de los paseadores de perros locales que también son una gran fuente de ideas relacionadas al cuidado y salud de los perros.


2. Saca el mayor provecho de tu primera visita al veterinario

  • Pregunta a tu veterinario de confianza ya luego de estar seguro de haberlo encontrado cuáles son los alimentos que el o ella te recomiendan para tu perro, frecuencia de alimentación y qué cantidad de porción en tu caso particular es la adecuada para tu cachorro.
  • Establece un plan de vacunación con tu veterinario.
  • Discute opciones seguras para tu perro, con el fin de establecer un control de parásitos internos y externos en tu mascota.
  • Aprende a reconocer los signos de enfermedades que se presenten durante los primeros meses de vida de tu cachorro.
  • Pregunta el tiempo adecuado en el cual se debe esterilizar o castrar a tu perro.

3. Tienda de alimentos de calidad

El cuerpo de tu cachorro pasará por una temporada de crecimiento crítico, en donde se debe ser muy selectivo con el tipo de comida que le sea suministrada, es por eso que usted necesitará seleccionar un alimento que esté formulado especialmente para cachorros en comparación con los perros adultos. Para tener un mejor control alimenticio busca la declaración de la Asociación de Oficiales Americanos para el Control de la Alimentación (AAFCO) en el envase para asegurarse de que estás eligiendo y le ofrecen alimentos que satisfagan los requerimientos nutricionales de tu cachorro.

Los perros adultos en razas pequeñas y medianas pueden ser alimentados con comida para perros entre 9 y 12 meses de edad. Los perros de raza grande pueden ser alimentados con croquetas de cachorro hasta que lleguen a los 2 años de edad. Asegúrese de que su cachorro tenga agua fresca y abundante disponible en todo momento.

Alimentar varias veces al día:

  • Edad 6 a 12 semanas – 4 comidas al día
  • Edad 3-6 meses – 3 comidas al día
  • Edad 6-12 meses – 2 comidas al día
4. Establezca una rutina de baño

Por lo regular los cachorros no se sienten bien usando pañales, por ello el entrenamiento casero para un adecuado uso del espacio para que tu mascota haga sus necesidades rápidamente se convierte en una alta prioridad, ésto podría incluirse en la lista de trucos que los propietarios de cachorro deben emplear. Según los expertos, los aliados más grandes en la búsqueda de un buen entrenamiento casero para tu cachorro son: Paciencia, planificación y gran parte de mentalidad positiva. Además, probablemente no es una mala idea crear un plan de limpieza con ayuda de alfombras en los lugares indicados, ya que no estaremos exentos de que un incidente ocurra.

Rutina de baño en cachorros

Hasta que tu cachorro haya tenido todas sus vacunas, debes encontrar un lugar al aire libre, en lo posible inaccesible para otros animales. Esto ayuda a reducir la propagación de virus enfermedades. Asegúrate de dar un mucho reconocimiento y afecto cada vez que tu cachorro logra ir al baño en el lugar externo que le hayas asignado, casi igual de importante, debes abstenerte de castigarlo cuando tiene accidentes en el interior de tu casa.

Es muy importante saber en que momentos debes sacar a tu cachorro al aire libre cuando tiene necesidad de orinar. Te presentamos una lista de los momentos mas comunes durante el día en que puedes hacerlo para que lo tengas en cuenta:

  • Cuando te despiertas.
  • Justo antes de acostarte.
  • Inmediatamente después de que tu cachorro coma o beba mucha agua.
  • Cuando tu cachorro se despierte de la siesta.
  • Durante y después de la actividad física.
5. Busque señales previas a enfermedades

Para los primeros meses, los cachorros son más susceptibles a repentinos brotes de enfermedades que pueden ser graves si no se atienden en sus primeras etapas de desarrollo. Si observas cualquiera de los siguientes síntomas en tu cachorro, debes acudir o contactar con el veterinario de confianza.

  • Poco aumento de peso
  • Falta de apetito
  • Vómitos
  • Hinchazón dolorosa del abdomen
  • Letargo (cansancio)
  • Diarrea
  • Dificultad para respirar
  • Sibilancias o tos
  • Encías pálidas
  • Ojos hinchados, rojos o con secreciones
  • Secreción nasal
  • Incapacidad para orina o hacer sus heces

6. Enseñale a ser obediente

Enseñándole buenos modales a tu cachorro, se podrá establecer que él está listo para una vida de interacción social positiva. Además, el entrenamiento de obediencia le ayudará a forjar un vínculo más fuerte entre tú y tu cachorro.

Enseña a tu cachorro a obedecer órdenes como: «Sentado», «Acostado», «Agachado» y no sólo para impresionar a tus amigos, pues estos comandos ayudarán a mantener a tu perro seguro y bajo control en las situaciones potencialmente peligrosas. Muchos propietarios de cachorro encuentran que las clases de obediencia son una gran manera de entrenar tanto al propietario como al perro. Las clases comienzan típicamente aceptando cachorros en edades entre los 4 y 6 meses.

Consejo: Mantenga siempre una mentalidad positiva, una actitud positiva acompañada de incentivos para el animal, tales como pequeños pasabocas, pues ésto ha demostrado ser mucho más eficaz que el castigo.

7. Ser sociable

Al igual que el entrenamiento de obediencia, la enseñanza adecuada que conduzca a tu perro a una buena socialización durante el estado de cachorro te ayudará a evitar problemas de conducta en el camino de su vida. Aproximadamente de los 2 a los 4 meses de edad, la mayoría cachorros empiezan a aceptar a otros animales, personas, lugares y experiencias. Las clases de socialización son una excelente manera de acumular experiencias sociales positivas con tu cachorro. Sólo asegúrese de preguntarle a su veterinario acerca de qué tipo de interacción está bien en esta etapa.


Deja un comentario