Depresión en los perros – 8 síntomas comunes de un perro deprimido

Perros con problemas de depresión: Síntomas frecuentes y sencillos tratamientos a éste problema común

La depresión canina
La depresión en los perros. Neptunecocktail

Un perro que algún día fue alegre ahora puede ser apático y retraído, o quizás un perro que tenía previamente mucha tolerancia y paciencia podría volverse agresivo, morder a los niños o ser un potencial destructor de muebles.

¿Pueden èstos ser signos de la depresión canina?

Es difícil saber a ciencia cierta lo que los perros sienten cuando están deprimidos, y no existen pruebas para medir específicamente la depresión en los perros, es por eso que es importante consultar a un veterinario siempre que tu perro experimenta cualquier cambio repentino en el comportamiento; para descartar una posible condición médica que puede ir desde malestar hasta el cáncer. Pero sin duda, hay situaciones en que la depresión parece ser la única explicación a ciertos comportamientos en los perros.

 

Un tema común de interés que afecta a los perros actualmente: Problemas de obesidad en los perros

 

Encabezando la lista de razones causantes de la depresión en los perros y tal vez te sorprenda, es el hecho de perder a un familiar. Definitivamente podemos decir que vemos la depresión en los perros cuando hay una muerte cercana de una persona u otra mascota en el hogar, o incluso cuando alguien se muda de la casa.

No debes descartar pequeños cambios aparentes en la rutina diaria de tu perro. El desencadenante de la depresión en los perros no tiene que ser algo que consideremos drástico o que llegue a cambiar la vida del el perro y su dueño. Si un perro siempre se acuesta en el sofá y de repente éste último es reemplazado por otro nuevo, ese perro podría deprimirse porque es un evento que cambia la vida para el animal, así lo afirma Mark Verdino, jefe de personal veterinario en el “North Shore Animal League de Nueva York, que se anuncia como la mayor organización contra el asesinato de perros, de rescate y adopción de animales vagabundos.

 

Los 6 síntomas de la depresión en los perros que no debes ignorar

La depresión afecta a los perros de diferentes maneras. Éstos son algunos de los indicadores mas comunes:

1. El estado de ánimo del perro y su cuerpo están muy relacionados. El síntoma más común es la tristeza, la falta de alegría o interés en lo que el perro se acostumbre a esperar o realizar. Esto por lo general se muestra por el letargo, la inactividad y el abatimiento. Otros síntomas que te servirán de indicación pueden ser cuando el perro permanece con su cabeza colgando, la cola hacia abajo o entre las patas o un cambio en la posición de sus orejas, las cuales normalmente pueden ser firmes y alegres, con depresión pueden tornarse caídas o flácidas.

Es lógico que tu siempre quieras que tu perro vuelva a ser el de antes cuando presenta depresión, que sea activo, realice sus rutinas diarias de comportamiento y que te dé la alegría que siempre le caracteriza, por éste motivo es aconsejable ante cualquier reacción de alegría en presencia del problema de depresión motivar al perro con cualquier clase de estímulo que lo aliente a seguir mejorando y poco a poco ser el perro alegre de siempre. Sin importar lo mucho que se deba hacer para que tu perro se sienta feliz nuevamente y sepa que ha progresado es válido, así que no debes escatimar en esfuerzos, cuando de curar a tu perro de la depresión se trate.

2. Otra razón por la cual el perro puede tener depresión es el luto por la pérdida de un ser querido y la ausencia de las rutinas de juego que pudieron llegarse a realizar con dicha persona que ya no está, debido a ésto es necesario que otra persona adquiera ese rol como sustituto e intensificar un poco éstas costumbres con el perro deprimido. Por ejemplo mamá u otro miembro del hogar debe asumir el control ahora, en donde el incremento de salidas y paseos sería de mucho beneficio para el perro.

3. Cambio en los hábitos alimenticios del perro. La mayoría de los perros deprimidos comen menos; algunos se niegan a ingerir alimentos o, de vez en cuando y es más peligroso, agua. Es raro, pero los perros que antes eran de poco apetito podrían convertirse en comedores más compulsivos o pedir más comida.

Trata de seguir con tu programa de alimentación tanto como te sea posible: Brinda una cantidad limitada de tiempo a los perros para comer y retirarse del recipiente como siempre; Pero en tiempos de depresión para tu mascota, es válido endulzar la olla con un poco de comida apetecida por el can u otro incentivo alimentario. Sólo debes ser consciente de que el perro puede querer aferrarse a éstos incentivos, así que tienes que tener cuidado y hacerlo de manera prudente.

4. Quedarse dormido. Aunque los perros tienen un promedio de 14 horas de sueño por ciclo de 24 horas, gran parte de este tiempo se divide en una serie de siestas, algunos perros deprimidos pueden encontrar dificultades para levantarse de la cama. Ésto conducirá generalmente a tu perro a la inactividad, así que trata de mantener al perro tan activo como sea posible.

5. El comportamiento destructivo y / o agresivo. Por lo general, afecta a los perros normalmente tranquilos, esto por lo general sugiere que la mascota no está recibiendo suficiente ejercicio, así que puedes pensar en una rutina acorde a tus posibilidades físicas y ocupacionales en donde salgas a pasear con tu perro y ejercitarlo. Recuerda que existen juguetes para perros que también son de mucha ayuda a la hora de entretenerlo sanamente y ayudarlo a ser una mascota mas activa.

6. ¿Pareciendo “perdido” en casa?. Especialmente después de la pérdida de un miembro de la familia, algunos perros deprimidos adquieren la costumbre de ir de habitación a habitación “en busca de esa persona”. “Otros ya no se involucran en comportamientos comunes como “el saludo” como suele suceder cuando los familiares llegan a casa. Estos comportamientos pueden ser acompañados con lloriqueo o gemidos.

7. Accidentes domésticos. Los perros sin costumbre habitual a seguir el comando “levantate y camina” cuando se posan en el suelo o se caen, tienen mayor probabilidades de permanecer tirados en el suelo por mucho tiempo, sobre todo cuando no están comiendo y bebiendo normalmente debido a una fuerte depresión canina, señala el Dr. Coates. No es nada personal, tenlo presente, así que sé paciente, y pasa más tiempo al aire libre con tu mascota ayudándola a solucionar ésta situación.

8. Algunos perros deprimidos se retraen y optan por realizar sus necesidades de comer, beber, orinar y defecar dentro de la casa, inhibiendo el deseo de salir a caminar, pero ésto suele ser temporal, así que no es realmente un problema. Recuerda; la gente o los perros con depresión no siempre se recuperan después de una semana cuando están de duelo, entonces debes ser muy tolerante es éste aspecto.

¿Paciencia o Prozac para perro deprimido?

Con la atención, la actividad, y una re conexión con rutinas previamente agradables, la mayoría de los perros tienden a superar la depresión por su cuenta, a veces dentro de unos pocos días, pero también puede ser un proceso de varios meses. En casos extremos, sin embargo, pueden utilizarse los antidepresivos como el Prozac, típicamente para corto plazo y por lo general después de la pérdida de un familiar, lo que tiende a provocar los casos más graves.

En la experiencia de los veterinarios y entrenadores mas experimentados, se dice que no hay una diferencia notoriamente importante entre las razas de perros a la hora de presentar depresión, pero los perros de edad avanzada son más propensos a la depresión que los más jóvenes, debido a que han tenido más tiempo de vida junto a sus seres queridos, el cual influye en el desarrollo de lazos profundos.

Pero sin importar la edad, los indicadores de depresión en los perros serán siempre motivo de preocupación. Un chequeo con el veterinario es esencial; no sólo porque los síntomas depresivos pueden enmascarar una condición física existente, sino también porque la depresión misma puede causarla.

Los estudios sugieren, y es corroborado por veterinarios, que el estrés por sí solo es suficiente para provocar las enfermedades físicas en los perros, al igual que en las personas, y la depresión es un gran factor de estrés.

Acerca del autor cancitos

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *