¿Cómo calmar a mi perro?

¿Cómo tener un perro en calma?

Mantén tranquilo a tu perro sin asustarlo

Mantener calmado a tu perro
Mantener la calma de tu perro. Imagen

Todo el mundo quiere tener un perro tranquilo, ¿no? Pero, ¿cómo hacerlo? Por lo general, la gente hace lo contrario de lo que piensan y terminan «asustando» al perro. El perro tiende a reflejar la energía del propietario. Los perros que viven en casas muy agitadas, con niños, discusiones y gritos, el perro será típicamente más nervioso y ansioso, porque reflexionará la energía del ambiente. ¿Has notado que los perros viejos son más tranquilos? Rara vez se tiran a los dueños en la calle, son perros con la energía más baja. Probablemente porque viven con personas mayores tienen la energía más baja y tienden a vivir en casas de vacaciones tranquilas y silenciosas.

Consejos para que tu perro esté más relajado

Lo ideal es que apliques estos consejos desde el primer momento que tu perro llegue a tu casa. Pero, si tu perro ya es adulto, puedes tratar de calmarlo. Si tu perro tiene un muy alto nivel de ansiedad, necesitarás contratar a un profesional. Mira a continuación cómo calmar al perro.

Tomando nota de que es indispensable ejercitar a tu perro para que no tenga energía acumulada. Un paseo por la mañana y por la noche. El tiempo del paseo variará según la raza y nivel de energía de tu perro.


La idea de la formación es convencer al perro a mantener la calma, en un estado relajante, agradable y útil, para ello te daremos 5 consejos muy importantes que te serán de ayuda para resolver los estados de alteración de tu perro y a comprender el porqué de dichos estados:

1. Cuando tu perro está acostado, tranquilo y relajado, hazlo tomar un aperitivo. No digas nada, no agites el perro, sólo para tratarlo mientras está acostado. El perro va a entender que cuando está relajado, gana un premio. No más de 2 veces al día.

2. No tengas demostraciones de afecto con tu perro cuando él está agitado, ansioso: estresado, asustado y nervioso. Si vas a casa, tu perro salta sobre ti se pone muy agitado, y tratas de calmarlo con caricias, solo le dices «cálmate” y así se ganará tu afecto». Si haces todo lo contrario eso sólo empeorará las cosas.

3. Cuando llegues a casa, ignora a tu perro hasta que esté tranquilo. Cuando «se olvide», recuéstate y relájate, acercarte a él y dale un cordial saludo tras tu jornada laboral. Ignora los medios: no lo toques, sin hablar y sin mirar. No hagas contacto visual con tu perro si está inquieto/ansioso.

4. Sólo acaricia a tu perro cuando esté acostado y relajado, así se dará cuenta de que cuando está tranquilo, gana tu afecto, y cuando está agitado, debes de ignorarlo. Por ejemplo, cuando estás viendo TV y tu perro se pone en tus pies para dormir o simplemente relajarse, acaricialo.

5. Nunca lo recompenses cuando este en estado de agitacion. Cuando el perro está nervioso o ansioso, ignóralo. Si pones la alimentación en su plato y se pone nervioso, oculta el plato y sólo ofrécelo cuando se calme. Si se mueve cuando agarras la correa, sientaté en el sofá con la correa en la mano y simplemente llevalo a caminar cuando se relaje y olvide. Siempre se el líder de tu perro!


Deja un comentario